sábado, 17 de diciembre de 2016

Impresiones - The Crew


Durante este fin de semana y hasta mañana día 18 de diciembre de 2016, BugiLol (también conocida como BugiSoft, UbiLol y en ocasiones como UbiSoft) está celebrando no sé cuántos años de reinado del Mal regalando ciertos videojuegos en su página web para que los incautos como yo pensemos que son buena gente. Entre los videojuegos que regalan están auténticos juegazos de su buena época como Splinter Cell, Prince of Persia (el primero de la Saga de las Arenas) o Beyond Good & Evil.

Luego hay defecaciones infames y abyectas como Assassin's Creed III que es de lo peor que he podido jugar en toda mi vida y luego hay cosas que no sabrías decir si es bueno o no, como este The Crew.

He de decir que siento debilidad por los juegos de coches que me permiten personalizarlos a muerte. Pero en plan enfermizo, ¿eh? Y cuando hablo de personalización no hablo de tunearlo en plan Need for Speed (NFS de ahora en adelante), sino en que cuando voy a comprar un coche me dejen elegir si quiero el salpicadero en madera, aluminio o fibra de carbono y de qué color quiero las costuras de los asientos. Por estas cosas le perdonaba todos sus errores y puñaladas por la espalda a Test Drive Unlimited. Luego llegó la segunda parte que en coches como el Ferrari Enzo podías elegir solo entre negro, rojo y amarillo para el exterior y negro y rojo para el interior. Así que si querías un Enzo amarillo estabas condenado a un interior negro o a sacarte los ojos.

Me di por vencido con el interior de los coches gracias a GTA V que me deja personalizar muchas cosas del exterior y con los mods adecuados hasta la matrícula. He tenido coches con matrícula de Vice City y actualmente suelo llevarlos de North Yankton. Algo es algo.


Entonces apareció The Crew. Y si no me lo he comprado y BugiLol ha tenido que regalármelo es porque en ningún sitio se molestaron en decir "eh, que sepas que puedes tener una matrícula hasta de ESPAÑA si averiguas cómo hacerlo!" o en decir "eh, que puedes personalizar el interior de los coches y tienes vista de cabina!!". Pues muy bien señores, me habría comprado esto de salida si os hubierais molestado en explicar eso en lugar de subiros el ego y vanagloriaros de lo conectado que está todo el mundo.

Pero vayamos a lo importante. Mi hype con el juego se disparó en cuanto por fin descubrí que podía personalizar el puñetero cuero de los asientos y no, no descargué el juego hasta que vi eso. Lo demás me daba igual.

Y sinceramente, una vez descargado el juego no está tan mal. Está a medio camino entre un NFS Most Wanted y el Driver San Francisco. Básicamente han querido hacer su NFS pero con la conducción del Driver. Lo que pasa es que al susodicho le fallaba bastante. No sé, noto que los coches no responden tan bien como deberían. Desconozco si es que los daños a tu vehículo afectan a la conducción y yo, como soy un jo*** loco al volante que intenta estrellar a los contrincantes todo el rato, acabo con el coche medio siniestro y por lo tanto con la dirección y más cosas importantes hechos papilla; o si bien es que realmente se conducen mal.

Esta imagen puede no ser de The Crew, pero es un Alfa 8C

He dado una vuelta con el Alfa Romeo 8C Competizione que "regalan" a cambio de 20 UbiDólares de esos que te dan por conseguir logros en los distintos juegos y el coche se maneja bastante bien... Pero luego el ¿Dodge? (creo que era un Dodge) que me compré como primer coche juro que intenta matarme a cada giro que hago. Por cierto, necesito pintar mi 8C de amarillo...

En fin, que el juego mola. Es gratis, es de carreras y luce bien. Y para los niños rata que puedan leerme: En PC va bien a 60fps y tal (como si hubiera muchos juegos que no van a 60fps en PC JAJAJAJA), así que aceptad la permanencia del Assassin's Creed III en vuestra biblioteca de uPlay a cambio de poder tener este juego y avisadme para echarnos un voltio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario