miércoles, 7 de diciembre de 2016

Análisis - Los Sims La Familia al Completo



Título: Los Sims La Familia al Completo
Desarrollador: Maxis
Plataforma: PC
Género: Simulación
Año de lanzamiento: 2006

Hace unos dos años me obsesioné en cierto modo con la primera entrega de Los Sims. No sé qué me dio la verdad pero recuerdo que me puse a buscar como loco el pack que te incluía el juego base y todas las expansiones, como algo puramente coleccionista. Después de haber jugado a las entregas posteriores (concretamente la segunda y la tercera), este primer título se queda escaso.

Como iba diciendo, me obsesioné y busqué durante un par de meses por la red. Por esas fechas el precio de esta edición estaba infladísimo, llegando a verlo por hasta 100€... A día de hoy el precio ha bajado a 30€ que bueno, comparados con los 100€ de antes parece hasta barato xD pero sigue siendo un pastizal por un título como este... No sé qué le pasa a la gente que se piensa que cuando uno colecciona algo no valora su dinero y está dispuesto a pagar lo que sea.

El caso es que un día, yendo al CEX a preguntar no sé qué y mientras estaba en la cola, clavé inconscientemente mi mirada en una caja amarilla. Por un momento no me lo podía creer... Y después traté de calmarme cual Squirtle pensando que seguramente el precio estaría inflado como con todo lo que no sea basura (buscad lo que vale el Pokémon Oro HeartGold, buscad). Le dije al de atrás que ahora volvía y entonces... Lo vi: 8€... ¡Ocho! Volví a la cola como tratanto de disimular mi entusiasmo. Y lo compré.



Venga ahora sí que empieza el análisis. Los Sims salió en el año 1999 y fue un éxito. El juego simplemente proponía... Tener una casa de muñecas virtual. Es que en resumidas cuentas es eso. Pronto Maxis decidió ampliar la experiencia con packs de expansión. El primero en ver la luz fue Más vivos que nunca, que se limitaba a aumentar el número de objetos añadiendo unos 125 objetos nuevos, paredes, etc. Añadió personajes que se han hecho recurrentes en la saga como La Parca, el genio o Servo, el robot. Quizás ha sido el pack de expansión que menos ha aumentado la experiencia.

Pero entonces empezó la locura. House Party añadía otros ciento y pico objetos, mejoraba las relaciones y nos permitía organizar fiestas en nuestra casa que ríete tú de Resacón en las Vegas. Si era un exitazo de guateque se personaba el mismísimo Drew Carey. Nadie fuera de EEUU sabe quién es. Lo que pasó entonces fue que ya por los pocos foros que uno podía leer en un Internet desconcido la gente pedía cosas. Cosas como que tus sims pudieran salir de casa. Y dicho y hecho. Maxis se puso las pilas con Primera Cita, una de mis expansiones favoritas. El rollo del centro de la ciudad, la música jazz... Me encantaba decorar locales con ese ritmo a lo Nueva Orleans.


Las expansiones que vinieron después imitaron en cierta medida lo que introdujo Primera Cita: Un barrio nuevo, actividades concretas y muchos objetos. Con De Vacaciones pudimos elegir si irnos a la playa, al bosque o a la nieve. Mi destino favorito siempre era la nieve XD El del bosque siempre me pareció un truño al que habré ido una o dos veces contadas. La playa tenía un tufillo a Benidorm años 60 que tampoco me gustaba. Entonces salieron Animales a Raudales (¿qué añadirían?) donde además de lo evidente podíamos cultivar nuestra propia comida; Superstar que nos permitió hacer carrera en el mundo del espectáculo, y por último Magia Potagia que no llegué a probar en su momento porque cometieron el error de sacarlo después de Los Sims 2 (o al mismo tiempo) y muchos ni lo compramos.

Aunque no lo parezca a simple vista, estamos ante la versión más sencilla de los juegos donde menos tenemos que preocuparnos de todo. Las relaciones entre nuestros sims no es que sean complejas de llevar aunque es verdad que cuando tenemos muchos amigos, necesarios para avanzar en la carrera laboral, mantener todas las amistades nos exige una buena inversión de tiempo.

Los personajes aquí ni crecen ni envejecen. Tu sim niño inaguantable será inaguantable eternamente, y tu sim calvo y mayor será calvo y mayor hasta que decidas desinstalar el título. La IA funciona en base a las necesidades y si dejamos a los sims deambulando a sus anchas, se encargarán ellos solos de no morirse de hambre. Porque no esperes que prosperen en la vida, o que mantengan el orden en la casa.


Visualmente el juego se presenta con una vista isométrica y falso 3-D donde lo único que hay modelado son los propios sims. Dan mucho el pego los gráficos y todavía a día de hoy, casi 20 años después, siguen siendo muy vistosos. Además se fueron mejorando según sacaron expansiones.

Y ese es precisamente uno de los mayores problemas que presenta: Las expansiones. Lo ideal con un título como este es empezar con el juego base, aunque se sienta limitado, para ir añadiendo expansiones según vamos descubriendo todo el contenido. De esta manera no nos encontramos ante un título con tanto que hacer que abruma. ¿Vamos al centro, o mejor empezamos por unas vacaciones? ¿Pero sé cómo funcionan las relaciones familiares (spoiler: fatal)? ¿Tener una mascota o visitar el barrio mágico? Mira que me conozco al dedillo las expansiones pero cuando lo instalé sentí que tenía tanto que hacer que en parte me agobié.

Aún así, considero que cualquiera que busque echar las tardes de manera despreocupada tiene en Los Sims La Familia al Completo la excusa perfecta para rememorar el que ha sido uno de los videojuegos más vendidos de todos los tiempos. Y ya cuando echemos de menos el paso del tiempo, o simplemente queramos ver mejores gráficos, pasaremos a Los Sims 2.

9,5/10
Gabi's Seal of Approval

No hay comentarios:

Publicar un comentario