domingo, 30 de abril de 2017

Análisis - Little Nightmares


Título: Little Nightmares
Desarrollador: Tarsier Studios
Plataforma: PC (Versión analizada); PS4; One
Género: Horror; Plataformas; Indie
Año de lanzamiento: 2017


De vez en cuando la vida te sorprende con pequeñas alegrías. Un nuevo empleo, un pequeño instante con alguien a quien aprecias, una bonita postal que jamás se repetirá... Y a veces te sorprende con títulos que no conocías, que te ponen ante ti y piensas "bueno, vamos a ver qué es esto". Y te encandilan y te alegras de haberte tirado a la piscina.

Realmente Little Nightmares no tiene nada que ver con el párrafo anterior, pero tenía ganas de empezar un análisis así. Me he dicho, "¿y por qué no?" Pero vamos ahora a lo que nos interesa, este juego. Para entenderlo, antes que nada tenemos que revisar el concepto de videojuego y de si es, o no, arte. Porque este es uno de esos títulos que reivindican la vena artística de este hobby. Con la peculiaridad de que no es para todo el mundo, bien sea por su duración, por su temática o por sus mecánicas. ¿Te va a gustar Little Nightmares? Vamos a verlo.


Lo primero que tenéis que saber es que se trata de una paranoia de las buenas. Y en todo momento me ha recordado a los protagonistas de los poemas de Tim Burton (Stainboy, el niño ostra, etc). Quizás haya sido una de esas referencias que la gente de Tarsier Studios ha tomado. Una de las muchísimas que podría enumerar y que hacen de Little Nightmares una obra necesaria de sufrir, sentir y también de disfrutar.

Ante todo, tenéis que saber que es un juego corto. Muy corto. Demasiado. Y ese es su mayor problema, porque se queda rozando las dos horas de duración y no llega. Y pagar 15€por dos horas no me parece bien a no ser que sea algo rejugable. ¿Es rejugable? Diría que como mucho puedes entretenerte con los coleccionables durante otras dos vueltas más, pero el problema es que ya sabrás qué hay que hacer y no sorprenderá tanto. Una lástima, y un problemilla al que hay que sumar otros como los fallos que se presentan a nivel gráfico y que, aunque leves y corregibles con algún parche, te sacan totalmente de la aventura.

Su otro gran problema que se sufre exclusivamente en PC es que vas a tener que ir preparando tu tercer brazo para jugar cómodamente con teclado y ratón, porque a algún iluminado se le ocurrió que era buena idea controlar a Six, la protagonista, con W, A, S y D; mientras que para tomar objetos o agarrarse a los sitios necesitas usar el ratón. El problema viene cuando consideraron oportuno que la cámara se mueva con las flechas de dirección del teclado. Así que si quieres jugar cómodamente neceistas un mando o un tercer brazo.


La gran baza de Little Nightmares no podía ser otra que su historia. Narrada a través de los acontecimientos que vamos presenciando, de las imágenes, de la intuición. Todo se deja entrever sin llegar a mediar palabra hablada o escrita. Y es aquí donde uno disfruta. Disfrutas como si estuvieras dentro de una obra pictórica que buscas desentrañar. Es en este punto donde el juego desenfunda para decirte "soy arte".

Desgraciadamente, y bajo mi punto de vista, deja demasiadas incógnitas en el aire. Aquello que nos vendían en Alan Wake al principio de la aventura, esas palabras de Stephen King que decían que el auténtico horror no tiene explicación, me parece una excusa barata para ir por el camino fácil. Porque me parece genial que haya cosas que no tengan explicación dentro del género del terror (uno de mis favoritos), como por ejemplo y sin salirnos de Stephen King, por qué Jack Torrance se vuelve loco. Realmente a la locura de un personaje no hay que ponerle motivos, no los necesita. Pero fumarse una historia donde juntas El viaje de Chihiro con Limbo y más cosas y luego no explicar nada pero hasta el punto de que ni siquiera das la oportunidad de dejar caer por dónde van los tiros para que podamos elucubrar... Pues en fin.


¿Quiero decir con esto que la historia no tiene explicación y que, por ese motivo, es mala? No, porque parte de explicación hay más allá de lo que otros análisis han dicho como "¡Uuuhhh, enfréntate a tus miedos de la infancia!" Porque el llevar el título de Little Nightmares y enlazarlo con el sinsentido que aparenta la historia es no saber leer entre líneas. Que no me las quiero dar de gafapasta y decir en tono petulante que qué cortos sois que no habéis entendido el mensaje; porque sería muy hipócrita dado que yo tampoco he comprendido nada. Pero las pequeñas pesadillas del título ni van ligadas per se al marco de la historia, ni son tan pequeñas.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario