martes, 4 de abril de 2017

Análisis - Star Wars Republic Commando


Título: Star Wars Republic Commando
Desarrollador: LucasArts y Magellan Interactive
Plataforma: PC (versión analizada); Xbox
Género: FPS; Acción Táctica
Año de lanzamiento: 2005


Llevaba tiempo, mucho tiempo, queriendo hincarle el diente a este curioso título. De hecho, hubo gente que me lo recomendó hace más de diez años cuando había salido. Me lo pintaron muy bien, y quizás ese haya sido su mayor problema. Porque me he encontrado con un juego que no está mal, se deja jugar y todo eso pero que podría haber sido muchísimo más.

Voy a ir directo al grano. El mayor problema de Republic Commando es...Que tienes que llevar un comando. Hay que ser justos con este punto y sí, admitir que sabiendo usar las coberturas no deberíamos tener mayores problemas. Es más, el mandar a tus soldados a coberturas marca la diferencia entre vivir y ser una máquina de matar o morir siendo poco más que un pelele.



Y esto estaría bien y sería todo un puntazo de no ser porque, para empezar, si no usas las coberturas estás muerto; si usas mal las coberturas, estás muerto; si vas a interactuar con algo y no estás suficientemente cerca, enviarás a uno de tus hombres a hacer algo que posiblemente lo mate. Incluso si usas bien las coberturas hay todavía una alta tasa de mortalidad. Pero no queda aquí la cosa, ni mucho menos. Para recuperar salud tenemos que curarnos en tanques de Bacta (algo así como el dispensador de salud de Half-Life 2). Lo gracioso es cuando tú estás tan contento mandando a tus hombres heridos a curarse mientras que los sanos irrumpen en una psicosis suicida que los empuja a seguir avanzando aunque tú estés parado. Así que el descontrol está asegurado y eso en un título de acción táctica es como si en un juego llamado Grand Theft Auto no pudieses robar coches. Es absurdo.

 El juego me la lió con la resolución y tuve que pasármelo en 4:3

Pero no todo es tan malo en este Star Wars Republic Commando. Las voces se oyen bajísimas, están en inglés y para colmo solo hablan cuando hay tiros de por medio así que se puede decir que en cierto modo la historia puede matarte también. Yo no sé qué hago con los juegos últimamente que todo es mortal macho, parece Australia esto.

Nuestro personaje tarda tanto en recargar que es posiblemente que te maten en el proceso, cambiar de arma es tan lento también que en medio de un combate pasa a no compensar cambiar de arma. La dificultad por si fuera poco se centra en que los mismos enemigos aparezcan una y otra vez en mayor número y siendo más brasas. ¿Enemigos? Geonosianos, esclavistas trandoshanos y droides. Hay dos versiones de los ds primeros y tres de los droides: los normales, los droidekas y los súper droides de combate B2. Que para los que no seáis unos frikis pues estos dos últimos son los que se hacen una bola y los que tienen una ametralladora en el brazo.


Pese a todo, la historia tiene su aquel, el arsenal de armas es correcto y avanzar en la campaña es todo un reto. Está muy lejos de ser un buen juego de acción táctica y sobran cada uno de tus acompañantes, sobre todo cuando ya conocíamos Rainbow Six 3: Raven Shield, aunque no son comparables porque ahí era llevar la acción táctica al extremo más enfermizo.

Si hay algo que salva a Republic Commando de caer de lleno en un suspenso, es que se las apaña para ser divertidísimo, para convertirse en un auténtico pique, para que te apetezca seguir jugando. ¿Que se debe a que está ambientado en el universo de Star Wars? Pues no voy a decir que no, pero que me aspen si no te lo pasas bien. Y como siempre digo: ¿Acaso no es eso lo que importa?

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario