lunes, 10 de abril de 2017

Los lunes al GOG vol 12 - ¿Xbox qué?


Bienvenidos una vez más al único espacio que debería ser semanal pero no lo es casi nunca. Ha sido un período duro y sé que dije que hablaría de muchas cosas, y no pienso romper mi promesa, no os preocupéis. Se avecinan vientos de cambio en el blog; cambio que muchos me llevabais tiempo pidiendo: Que si haz esto, que si haz lo otro, que si tal, que si cual, que si no sé qué, que si nunca tienes en cuenta a la Xbox...

Sobre lo de Xbox quiero calmar a la audiencia desde ya, y decir que este tema va a dar un giro radical de 360º. Vamos que contra el vicio de pedir, la virtud de no dar; y me voy a mantener en mi idea de ignorar a dicha consola. No porque sea mala, que yo me la querría comprar, sino porque teniendo lo que tengo es absurdo dejarme los dineros en un cacharro que no me aporta nada salvo lugares sobre los que limpiar polvo.

Sobre lo demás, poco voy a decir de momento pero me he puesto a trabajar en un cambio radical en el aspecto visual que vendrá de la mano de grandes novedades pero os pido que tengáis paciencia.

¡Noticias! Pasemos a las noticias que madre mía menuda semana nos espera. Con la tontería de la semana santa se nos vienen encima Yooka-Laylee y The Sexy Brutale. ¿Que no habéis oído hablar de este último? Pues os lo resumo en una ecuación: Cluedo + El día de la marmota y tiene una pintaza que no es ni medio normal. Por si fuera poco tenemos de oferta los Omertá , Tropico y Dungeons, todos juegazos de gestión a precios irrisorios. ¿Que dónde? Pues en GOG. Ya sabéis, ¿Dónde sigog?, ¿lo pilláis? ¿eh? ¿eh? Bueno venga, The Sexy Brutale:


La música engancha de lo lindo. Y si no tenéis datos os lo explico rápidamente: Tenemos que evitar una serie de asesinatos en una mansión. Dicha mansión está sumida en un bucle y el día se repite constantemente. Hay que lograr salvar a todos. Para PlayStation 4 y PC creo que para la otra consola de la que hablaba antes también está pero no lo sé ni nos importa.

Saltamos ahora a lo que ha sido la noticia del mes: ¡¡Yo-kai Watch 2 ya está entre nosotros!! ¡¡Y podemos elegir entre Carnánimas y Fantasqueletos. Ya sabéis que ante la duda siempre aplico la misma ley: Prima la versión con más dorado en la portada o lo que más se parezca. Lo cumplí con Pokémon Sol y lo he cumplido con Carnánimas.

¡Mi juego!

Me llegó de Amazon el miércoles, dos días antes de la salida oficial y diría que ha sido la primera vez que no me he molestado en seguir un lanzamiento y justo ¡zas! me lo adelantan. Como unas castañuelas que estoy. Por cierto, el rollo portada dorada se remonta a Pokémon Oro, su cartucho dorado y su Ho-Oh en portada. Que no es por ser un postureta con diez años (en realidad sí) pero por aquel entonces, un cartucho dorado en tu Game Boy significaba que estabas jugando a lo último de Pokémon. Mientras que el cartucho de Pokémon Plata era un insulso y aburrido cartucho normal con algo de purpurina. Tonterías aparte (porque un cartucho dorado en una consola amarilla quedaba fatal), Ho-Oh lo sigue partiendo a día de hoy, hasta el punto de que es uno de mis seis integrantes en Pokémon Sol. Y con esta norma de tirar a por lo amarillo me quito un peso de encima sobre qué versión es mejor.

¿Única compra de la semana? ¡Pues no señor! Ojito a lo que se vino a casa al día siguiente de tener Yo-kai Watch 2!


Es una foto vertical horrible pero sé que habéis soportado cosas peores en este blog así que no pasa nada. Otro juegazo, y con estas dos maravillas tendré que ver cómo pasan los días mientras mi querida amada está de viaje por sus tierras mallorquinas para pasar la Semana Santa. No creo que llegue a pasarme ninguno esta semana, porque significaría que me he distribuido fatal el tiempo, pero si espero llegar como mínimo al ecuador en el Yokai 2 (que ya voy por el capítulo 3 de 10)

Más cosillas. The Elder Scrolls Arena avanza lenta pero sólidamente; tuve un percance bastante gordo en el Hall de los Colosos donde me envenenaron como tres veces y tuve que cargar partida y rehacer media mazmorra porque no llegaba vivo a ningún poblado cercano; soporté todo tipo de penurias pero finalmente llegué sano y salvo a la siguiente localización. El no sé qué del dios loco. ¿Templo? No sé, no recuerdo. Aramis comenzó siendo un mindundi que solo era capaz de equiparse armaduras de cuero y a día de hoy sigue siendo el mismo mindundi con cara de estreñido que solo puede ponerse armaduras de cuero, pero llevo una espada de Mithril y el Anillo de Warlock, uno de los mejores artefactos del juego.

Tales of Zestiria no se queda atrás pero es que este juego me está pareciendo un tostón. Entre los mapas eternos que están completamente vacíos, las mazmorras que se han marcado haciendo corta y pega y lo aburridos que se han vuelto los combates lo único que quiero es acabarme la historia que ya casi no me importa ni cómo va a acabar. Empezaba fortísima pero no logra entrelanzar todas las tramas que tiene. Salta de una a otra como si se hubiera olvidado de la anterior. Un caos.

Tales of Zestiria

Por cierto, los más avispados puede que se hayan percatado de que The Legend of Zelda: Breath of the Wild tiene el honor de portar en mi lista de videojuegos de 2017 el título de "Juego del Mes de Marzo" cuando no ha habido ningún artículo. No me he olvidado del artículo ni me estoy retrasando. Es que en marzo me pasé ese, el Star Wars Republic Commando y el Alone in the Dark: The New Nightmare (si no recuerdo mal) y entre que uno tuvo un suspenso y el otro está a a cuarenta dimensiones y veinticinco líneas temporales de estar ni remotamente cerca de llegarle a la suela de los zapatos me parecía una pérdida de tiempo, además de que evidentemente tenía que ser el juego del mes.

También tengo que comunicar que he procedido a poner un aviso en el análisis del Zelda recomendando precaución a la hora de leerlo, porque me han llegado casos (y esto es totalmente real) de gente que ha tenido que ser hospitalizada después de ver que no le había puesto un 10/10. Le he cambiado la nota, algo que solo he hecho una vez (esta) desde que tengo el blog; pero porque un amigo me dijo, con la decepción en su mirada y el dolor en su corazón: "No le has puesto el 10 porque te has empeñado en no ponérselo". Y si bien mantengo que NO se merece un 10 porque podía ser mejor, la nota que tenía no reflejaba lo que realmente es el juego. ¿Me niego a ponerle un 10 por la chapuza que le han hecho a los menús? Sí. ¿Ha mejorado con su última actualización? Sí. Pero sigue sin ser perfecto. Es una cuestión objetiva: Si lo han capado, lo han capado. Punto.

Y eso me parece que es todo por ahora. Mucho Horizon, mucho Yokai, ¡¡y mucho de todo!! Sed buenos y no os metáis en líos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario