jueves, 14 de julio de 2016

Me he pasado Alone in the Dark y os lo cuento!!


Título: Alone in the Dark
Desarrollador: Infogrames
Plataforma: PC
Género: Horror
Año de lanzamiento: 1992

Bueno, bueno, bueno. ¡BUENO! Esto señores es CREMA de principio a fin. Vale, a ver, para quien no lo sepa. Quizás porque es nuevo por estos lares o porque el nuevo soy yo en mi blog y SORPRESA nunca lo he advertido (lo dudo) pero cuando me meto en un juego clásico lo hago con perspectiva. Sí, lo sé. Esto ya lo dije en mi análisis de Shadow of the Comet pero me gusta repetirme. El caso es que me dispuse a empezar a jugar a este Mouton Rothschild de los videojuegos y, tras retrotraerme al año 92 he de decir que en serio: He FLIPADO colega.

Voy a explicarme punto por punto. Descargamos el título de GOG (en el momento en que se puede comprar aquí, en mi opinión y sintiéndolo mucho, deja de ser abandonware), lo instalamos, le damos al acceso directo del escritorio, nos preguntamos qué narices es eso de "Play Jack in the Dark" que está marcada como opción dos en el espartano menú tipo MS-DOS que aparece y le damos a JUGAR a Alone in the Dark. Aparece el clásico armadillo de Infogrames (su logo) y ATENTOS porque este sin previo aviso pasa a estar en TRES DIMENSIONES y a dar vueltas. Repito: Año 1992. Es como viajar a la Antigua Grecia y ver que había puertas automáticas que se abrían mediante un mecanismo activable gracias al humo de una pira (spoiler: las había).



Pero es que aquí no acaba este FESTIVAL audiovisual porque cuando Edward Carnby (el protagonista masculino) no se mueve, tiene una animación estándar (Iddle) que es tremenda. Y no, no me estoy quedando con nadie. Es que es CREMA. Los escenarios son súper nítidos (concretamente los primeros planos) la mayor parte del tiempo, las siluetas de los enemigos y del protagonista son reconocibles al instante. La única pega que le encuentro al juego (además de su duración) es que los controles dejan mucho que desear. De todas formas me parece que lo han resuelto bastante bien porque estaban explorando un terreno desconocido hasta el momento. Me explico: Para correr tienes que, una vez pulsada la fecha de dirección para moverte, volver a pulsarla rápidamente. Falla más que una escopeta de feria. O para disparar: Espacio para usar el arma, flecha arriba para disparar (morí tres o cuatro veces hasta que descubrí cómo se disparaba).

Bueno pero, este Alone in the Dark, ¿de qué va? Pues mira, eres Ed Carnby: Un detective que es contratado para ir a la Mansión Derceto, investigar un suicidio y pirarte. 150$ que en los años en los que transcurre el juego (primer cuarto del s.XX) era una pasta. El caso es que cuando entras (y me refiero a llegar al desván, no a cruzar el umbral y ya) te empiezan a atacar un par de criaturas infernales, obligándote a ganarte algo más el sueldo y, enfrentándote a tus miedos, descubrir qué ha pasado ahí. En caso de elegir al personaje femenino (Emily Hartwood) serás la sobrina del fallecido Jeremy Hartwood que decide ir a la mansión a investigar los hechos. Gratis, me temo.



Es la típica historia de Lovecraft, pero mola cacho. Para el que haya jugado títulos como el ya antes mencionado Shadow of the Comet verá que el universo tiene pinta de ser el mismo, ya que ambos juegos incluyen la figura del extraño Lord Boleskine. El nombre Boleskine por cierto, hace alusión a la mansión del ocultista Aleister Crowley: Boleskine House que ahora pertenece a Jimmy Page. No faltan las menciones a Abdul Alhazred, el Necronomicón, Cthulhu, Dagón... Creo que hará las delicias de todos los que han disfrutado con los Mitos de Cthulhu y/o con el género survival horror.

Sin duda el título marcó un antes y un después por lo innovador de su apartado visual, las mecánicas y el tipo de juego. La manera en que te mete en la casa incitándote a investigar, o cómo premia esa investigación con papeles, cuadernos y libros que te ayudan a entender toda la historia (para que luego digan que si Dark Souls es el único título que te puedes pasar sin saber qué está pasando). Es sencillamente toda una experiencia que cualquiera que no le haga ascos a los gráficos (que insisto, me parecen muy TOP para la época) debería jugarlo.

8,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario