jueves, 28 de julio de 2016

Análisis Yo-Kai Watch!


Título: Yo-Kai Watch!
Desarrollador: Level 5
Plataforma: Nintendo 3DS
Género: J-RPG
Año de lanzamiento: 2016 (Europa)

En Japón son un fenómeno, y están arrasando en Occidente hasta tal punto que en España a principios de verano era imposible hacerse con él (y salió en abril). Personalmente lo conocí cuando lo presentaron en un Nintendo Direct de 2015. Me llamó mucho la atención más que nada porque el estudio que lo ha desarrollado es Level 5, que tienen en su haber el maravilloso Ni no Kuni. Quizás ese título fue un simple prototipo de lo que querían alcanzar con este Yo-Kai Watch!: Una franquicia vendeconsolas.

No hay que caer en el error típico de compararlo con Pokémon, porque se parecen lo que un cacahuete a un pistacho. Sí, ambos tienen cáscara, son frutos secos y están ricos (los pistachos más). Pero poco más. En Yo-Kai Watch! el desarrollo de la historia es por episodios, es más desenfadada que Pokémon y además hay unas 70 misiones secundarias.

A la hora de capturar Yo-Kais no es ni de lejos tan sencillo como en Pokémon. Tienen un gusto específico por un tipo de comida. Se la das y ya SI ESO, te propone irse contigo. Muy de risas cuando te piden que atrapes uno y, entre que no sale y no se viene te pasas la tarde desesperado. Realmente es un sistema mucho más cercano a Ni no Kuni.

El sistema de combate es distinto tanto a ese juego como a Pokémon. Sacas tres Yo-Kai del grupo de seis y ellos atacan directa e indistintamente al equipo rival (que nunca son los Yo-kai de otra persona). Puedes seleccionar el objetivo si lo prefieres (un enemigo o, en el caso de los Jefazos, un punto), y los Yo-Kai tienen una habilidad especial que se puede usar cuando tienen el Animómetro lleno (una especie de recipiente espiritual). Se llena con objetos y atacando.

Tema objetos. Es lo que más le falla al juego de lejos. Por algún motivo han limitado el uso de objetos en combate y si usas uno sobre tu equipo o los rivales te toca esperar a que pase como un minuto hasta usar otro. Esto está bien para no abusar lanzando comida a los enemigos pero es que cuando te enfrentas a un jefazo que te lanza un ataque especial que deja a los tres con la barra de salud tiritando, las pasas canutas para que aguanten el tipo. Otra cosa que no me ha gustado es el parecido entre varios Yo-Kai que son básicamente el mismo bicho con distinta paleta de colores. Jinbanyan, por ejemplo, que es la mascota de la franquicia tiene como cuatro versiones que son Yo-Kais distintos.


Por lo demás el juego está genial. Es muy tranquilo y desenfadado, llega a enganchar porque se deja jugar y siempre hay cosillas por hacer. Si vas a por la campaña de golpe puede que el juego dure poco pero es inevitable liarse a hacer misiones secundarias y las hay muy muy chulas.

El juego es apto tanto para peques como para mayores, y sobre los primeros, no he encontrado nada inapropiado. Incluso me atrevería a decir que es más adecuada que Pokémon porque aquí no luchan "por luchar": Luchan por un objetivo; y no atrapas Yo-Kai sino que se hacen amigos tuyos.

Si te gusta Pokémon te va a gustar Yo-Kai Watch siempre que no busques competir porque el juego va por otros derroteros: Colección e Historia. A finales de año sale la segunda parte y por supuesto caerá de salida :P

9/10
Gabi's Seal of Approval

No hay comentarios:

Publicar un comentario