lunes, 5 de junio de 2017

Los lunes al GOG vol. 18


¡Bienvenidos una semana más a Los Lunes al GOG! En esta ocasión vengo cargadito de novedades, porque ha sido sin duda la semana en la que más inversión he hecho en videojuegos casi en lo que va de año, y una en la que más variedad ha habido de títulos jugados. Por si fuera poco, vengo pisando fuerte con ciertas noticias.

La primera noticia es que me toca avisar de un posible parón en verano de la entrada semanal de Los Lunes al GOG. ¿Quiere decir esto que haremos como The Walking Dead y luego seguiré con la emisión? No, para nada. Lo que quiero decir es que, como cada verano, me iré al pueblo donde gracias a Dios no hay Internet. Y aunque podré actualizar el blog semanalmente con análisis y artículos, no va a poder ser con la regularidad con la que acostumbro. Además quiero aprovechar para replantear el blog, porque siento que poco a poco estoy dando de lado el aspecto personal de este y me estoy metiendo a analizar juegos casi como una web de prensa más que como un blog personal. Además que también me da la sensación de que no los estoy disfrutando y eso es totalmente lo contrario a lo que buscaba cuando empecé.

La segunda noticia, ya no referente a mi blog y que me parece lo más importante de la semana es que Valve ha anunciado que Steam dejará de tener su plataforma Green Light para tener Steam Direct. ¿Qué es cada cosa? Bueno, pues Green Light era la plataforma que tenía la compañía para que estudios pequeños sin publisher pudieran presentar sus juegos a la comunidad y esta votar si quería el título en Steam o no. ¿Problema? Que, como bien dicen, se había transformado en un concurso de popularidad. Y muchísima gente pasaba de votar (yo, sin ir más lejos). Steam Direct, por el contrario, pasa a cobrar 100€ para publicar el juego. Y si no recaudas ni eso (que ya tiene que ser difícil) no te lo cobran. El mayor problema que le veo a este otro método es que cualquiera con 100€ podría publicar cualquier cosa. Así que esperemos que Valve vigile lo que se publica para mantener un mínimo de calidad.




Siguiendo con las noticias, quiero dejar por aquí el trailer que ha salido del nuevo Need for Speed. He de decir que el Underground me regaló unos vicios bien gratos hace años. El testigo lo recogió Most Wanted, donde llevaba un coche que siempre recordaré: Un Porsche Cayman negro, con el motor trucado a tope y sin mayores añadidos exteriores que una franja blanca recorriendo la pintura negra de la carrocería. Esta nueva entrega llamada Payback parece recuperar el modo historia, la preparación y personalización del vehículo y las persecuciones policiales. A falta de confirmar una BSO a la altura, ¡se avecina juegazo!

Cambiando de tema, toca hablar de... ¡Adquisiciones! Creo que ya lo conté la semana pasada pero por si acaso, me repito. En un primer momento, tenía pensado ir pirateando los juegos de PS2 con la excusa de que ya están descatalogados. Porque eso de dejarte 200€ en un juego como Rule of Rose, lo siento pero no. Y quien dice PS2 dice NES o SNES. Pero no me parece bien. O sea, si el juego de verdad vale 200€, o tiene yo qué sé, 30 años, no lo veo mal. Pero si lo puedes conseguir de segunda mano por 10€, o 20€.... O aunque tenga 30 años ha sido reeditado o relanzado... Pues mi conciencia, lo siento mucho, pero no me lo permite. Así que... ¡He comprado el primer Forbidden Siren y el Project Zero 3!! ¿Contento? ¡Pues he de decir que sí! No esperaba para nada hacerme con estos títulos pero vi su precio en CEX y me la jugué. El primero me ha llegado con manual y en perfecto estado salvo por una rascada en la portada, pero en el logo de PS2, así que no me preocupa. Al segundo le tuve que cambiar la carcasa y no tiene manual, pero es que por lo que me han costado de verdad que merece la pena.


Tengo una alfombra preciosa.

Mi gran duda era si comprarme estos dos, o el Resident Evil VII, cuando de pura chiripa este fin de semana paso por Fnac y veo que el juego para PC había pasado de 49,99€ a 34€ o así, 32€ para socios. Se sumó día sin IVA y se sumó que me habían tocado 7€ con algo en el Euromillón. Así que dije "mira, por 20€ se viene también". ¡Y aquí está!

En cuanto a lo que he jugado esta semana, reconozco que le he dado bastante caña a muchas cosas. El principal protagonista ha sido Beyond Good & Evil, que como ya dije la semana pasada, empecé por recomendación porque no sabía a qué jugar. Me está pareciendo un juego bastante único. Una mezcla entre Zelda (bastante más simplificado) y Splinter Cell, con cosillas extra como la obtención de esferas que me recuerda a las estrellas de los Super Mario en 3D, o el tema de las fotografías a lo Pokémon Snap. Según mis estimaciones debería de terminármelo entre hoy y mañana, porque ya he llegado a la última zona del juego: Selene.

Beyond Good & Evil

También he avanzado bastantes mundos en Super Mario 3D World, pero este tardará en ser tachado de la lista, porque aquí sí que voy a por todo. Y eso incluye las estrellas verdes y llegar a lo alto del mástil al final de cada nivel. Suelo jugar los domingos por la tarde, o de diario a última hora para salir un poco de la habitación. Pero hay días que me quedo simplemente viendo la tele o leyendo Ready Player One, así que no esperéis verlo por aquí hasta agosto o septiembre como pronto.

Forbidden Siren ha sido otro juego a tener en cuenta. Probé que funcionaba y quise hacer una maratón ayer domingo, pero una indisposición gástrica de las mías me impidieron hacer tal cosa. El control del juego me parece cancerígeno, pero acabas acostumbrándote. El sistema de combates es horroroso pero siento que visualmente ha envejecido bien, aunque no se libra de algún "pero". No sé cuándo me lo acabaré pero espero que este sea el gran protagonista de la semana.

Resident Evil VII

Otro protagonista ha sido, cómo no, Resident Evil VII, que he empezado otras dos veces. La primera, pues porque si me lo compro y todo eso, tengo que empezarlo. Aunque ya hubiera jugado a la demo (en PS4) y hubiera vuelto a empezar para probar las VR. La segunda vez fue para probar los cascos de Sony específicos para la PS4. Me han gustado bastante, y en un juego como este es casi un complemento indispensable. Creo que jugar con ellos y la realidad virtual tiene que ser toda una descarga de adrenalina. No he jugado mucho, solo hasta la escena que todos conocemos de la cena con los Baker.

Y esto es todo por ahora. ¿Qué me depara el futuro? Pues acabar Beyond Good & Evil y alternar entre Forbidden SirenResident Evil VII y Super Mario 3D World. No creo que me de tiempo a pasarme mucho más este mes, así que ya podéis ir haciéndoos una idea de cuál será el juego del mes de junio. ¡Pero la vida da muchísimas vueltas! Ya veremos la semana que viene cómo queda la cosa. Pasad unos siete días muy chachis y recordad que esta será una semana algo repleta de actividad. Mañana habrá un artículo especial y el jueves habrá otro, además del análisis del Beyond.

¡Hasta el lunes que viene!

No hay comentarios:

Publicar un comentario