miércoles, 8 de febrero de 2017

Especial - Juego del Mes: Enero


Una de las novedades que he querido introducir este año es el del Juego del Mes, que por falta de organización no añadí desde el principio del blog. ¡Pero así vamos mejorando! ¿De qué trata esto de "Juego del Mes"? Supongamos que tenemos una capacidad de deducción reducida. Pues consiste en, como se puede quizás discernir del título, en elegir cuál ha sido el mejor juego que me he pasado en Enero. Con enero me refiero a, también, lo que me pasé entre el 20 y el 31 de diciembre, porque no podemos tener dos "Juego del Mes de Diciembre".

Ya, sé lo que estáis pensando. "Pero Gabi, estamos como te descuides a mediados de febrero". Sí, ¡es cierto! Lo sé, soy un desastre pero es que ¡me olvidé completamente de que tenía que elegir juego! Y lo tenía súper arraigado en mi subconsciente cuando comenzó el año.

Tan arraigado como la decisión de cuál sería mi juego del mes de enero que, sin más rodeos diré que se trataba de Mirror's Edge Catalyst. Y lo cierto es que una parte de mí sigue pensando que debería de darle el Premio a ese juego, porque me ha enganchado hasta la médula, me ha encandilado con su diseño artístico y su... Bueno, su prácticamente todo. El análisis, que podéis leer aquí, finalizaba con una nota casi perfecta: 9/10. Y es que durante toda la aventura se nota que no es un juego más, que han querido mantener lo que hacía grande a la primera entrega pero es que además se han atrevido a cambiar cosas sabiendo que iba a traer cola. ¿Un ejemplo? Los combates. Mucha gente se quejó porque "Faith no lucha", pero como bien expliqué pienso que en esta nueva entrega, esos combates están justificados.

Cuando todos los elementos del juego están a disposición del mismo y se complementan así, encajando como los engranajes de un reloj, ¿qué otra forma hay de describir un juego que no sea con la palabra Arte? Pues bien si estamos aquí con esa portada es porque no me he encontrado con un juego que una todas sus piezas tan bien. Es que me he encontrado con dos. Encima, Paper Mario Color Splash cuenta, como se puede leer en el análisis, con una nota perfecta: 10/10. Y si seguís mi blog desde el principio sabréis que solo hay otro juego con esa nota, y ese es Undertale.

Lo que pasa con Paper Mario es que no se limita a ser arte, es que va más allá y se obsesiona con los detalles. Es que han pensado en absolutamente todo, y donde falla Mirror's Edge él se luce. Hay literalmente decenas de Toads siendo todos una fuente inagotable de carisma, jeta y humor dicharachero. Hay mil detallitos que puede que no veas, pero que están ahí y que cuando por ejemplo te subes por error a una mesa y hablas desde ahí con un Toad te dice que por favor te bajes, que qué haces ahí. Lo siento pero a mí es que eso me dejó con la cara desencajada. Es que es una parida tan grande como poner un collider (una "zona de activación") sobre la mesa y un diálogo que se active solo si estás sobre ella. ¡Pero es que lo han pensado! Y si han llegado a eso os podéis imaginar cómo es el juego en líneas generales.

Lo que me ha echado para atrás de este título y lo que hace que me replantee el juego de Faith como posible triunfante de enero, es que no me enganchó como sí lo hizo Catalyst. Y bueno, quizás ese es el motivo por el que los dos deban alzarse con el premio a Juego del Mes de Enero. O quizás debería dárselo al Banjo Kazooie.

Es broma.

Y, sin más dilación...

Juego del Mes de Enero


Un 10 es un 10, y es mejor que un 9. Me molesta que Mirror's Edge Catalyst no haya sido el juego de enero, pero las normas son las normas: Solo puede quedar uno y si la cosa se hubiera disputado entre dos juegos con la misma nota pues mira, pero no es el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario