domingo, 27 de noviembre de 2016

Análisis - Rise of the Tomb Raider 20º Aniversario


Título: Rise of the Tomb Raider
Desarrollador: Crystal Dynamics
Plataforma: PC (versión analizada), PlayStation 4, Xbox ONE
Género: Plataformas
Año de lanzamiento: 2015

20 añazos han pasado ya desde el lanzamiento del primer Tomb Raider (que muchos últimamente definen como una especie de Dark Souls), y Lara ha pasado durante este tiempo por varias crisis de identidad siendo la última en 2013. Para muchos, entre los que me incluyo, el cambio de Lara no fue a mejor. Sentí que la auténtica esencia de la serie había caído en el olvido y aunque los nuevos juegos no son malos, tienen dos problemas de base.

El primero de ellos, que por mucho que la protagonista sea Lara este nuevo y aclamado Rise of the Tomb Raider no sigue los pasos de la serie clásica que, como creo que ya he dicho anteriormente, bien se había demostrado en la trilogía original de Crystal Dynamics que sí funciona en nuevas generaciones. Sí, algunos diréis que ya estamos los de siempre criticando esto como pasó con el anterior título. Pero es que el anterior título dentro de la cagada que supuso todo, lo hicieron bien. Y es un juegazo.

El segundo problema es que quiere parecerse desesperadamente a Uncharted y se queda bien lejos. Este juego, concretamente, busca parecerse a la segunda entrega y madre mía que no canta ni nada.

El tema del primer problema creo que no es para tratarlo en este análisis porque me desviaría del objeto de este análisis que es, valga la redundancia, analizar el título. Pero el segundo lo tengo que tratar.


Para acceder a ciertos coleccionables es necesario aprender idiomas.


RotTR empieza fuerte. Pero fuerte de decir "esto se ríe en la cara de Uncharted 4 y luego le suelta una bofetada antes de irse" pero me temo que esa impresión es solo eso: Una impresión, porque el juego no logra mantener el tipo ni el interés. Los escenarios son preciosos, visualmente es espectacular y molan un montón las tumbas opcionales (que son una gozada). Pero la historia no logra enganchar, y los personajes es que no... No logras empatizar con ellos. Como resultado acabas avanzando porque el juego mola pero (al menos en mi caso pasaba así), avanzas pensando en que por favor dejen de dar el coñazo con el argumento que no me importa en absoluto.

Y esto es lo que sucede. En Tomb Raider II lograban que desearas el objetivo del juego porque en el primer nivel acabas en las puertas del Templo de Xian pero te dicen "oh, lo siento pero necesitas una llave. Por cierto pertenezco a una secta que piensa matarte porque también quiere la Daga que buscas". Ya está, ya te han creado un deseo. Aquí aparece Lara, te dice que su padre lleva toda la vida buscando una Fuente de Vida y que ella está obsesionada, aparece un amigo súper pagafantas al que ya desde el minuto uno le has cogido tirria y uy, si resulta que hay unos mercenarios que buscan también lo mismo que tú, qué casualidad.

Buscad la base ártica de Lego y decidme si no ha servido de inspiración.


En Uncharted 4 te presentan al hermano de Nathan haciendo que vivas con él una serie de experiencias. Ralentiza el juego, es cierto, pero logran hacerlo interesante y logran que empatices con este nuevo personaje y que entiendas que lo que sucede importa de verdad.

Luego tenemos una serie de personajes, Jacob y Sofía que aparecen un par de veces y al segundo encuentro son súper amigos de Lara. Entiendo que, por ejemplo al primero le sacas de la cárcel (con cierto rechazo por parte de Lara) y bueno, puede surgir cierta camaradería pero es que la alegría de los reencuentros los he visto demasiado forzados. Yo en este sentido no he sido capaz de seguir la historia.

El título tiene sus referencias, como el mítico traje ártico de la tercera parte.


Que por otro lado no sé cómo se las han ingeniado para que no puedan importarme menos las grabaciones y documentos que nos encontramos. Sí, los he recogido porque buscaba hacer el 100% pero os juro que los leía un poco por encima y pasaba.

En cuanto al juego en sí, en cuanto a mecánicas, creo que las han desaprovechado bastante. De entrada porque llegado un momento, el ir subiendo poco a poco no mola. El cuerpo te pide escenas frenéticas de saltos imposibles, de lanzar el gancho en el último momento, luego el pico, luego que te disparen para más tarde caer mientras te las ingenias para agarrarte a algo y quedarte colgando de un precipicio. Y alguna cosa hay pero nada espectacular. Y es algo que también le falta: Espectacularidad. Ya que te has cargado la esencia de la saga en pos de algo más frenético, hazlo bien. Porque me da la sensación de que pensaban "pobrecitos los jugadores, no lo hagáis muy difícil no sea que se frustren". Y si hay algo que Dark Souls ha demostrado a la industria es que queremos frustrarnos.

Llegados a un punto, más o menos a mitad, el juego se desinfla y el medidor de espectacularidad llega a cero. Por suerte pasado el primer trago se nota que Crystal Dynamics se dio cuenta y entonces jugaron a Uncharted 2 para copiar lo de Shambala. ¡Si hasta hay una zona en la que cruzas un puente que se está derrumbando! En serio, con lo de que en una ciudad perdida aparezcan unas criaturas súper violentas y más duras de pelar ya bastaba para hacernos ver que habéis copiado su estructura.

De visita en Shambala. Ay no, que eso era otro juego.


Pese a todo esto, ¿el juego tiene sus cosas buenas? Sí, el diseño artístico es soberbio. Me he pasado todo el juego sacando fotos, parándome a mirar las ruinas, echando vistazos aquí y allá... Y sinceramente eso sí que engancha. Un 10 para el diseñador artístico, pero echad al diseñador de juego. ¡Al de niveles tampoco, porque hay cosas geniales!

Ya para terminar, esta edición contiene los DLCs que han salido. El de Baba Yaga (personaje que a alguno le puede sonar del primer Quest for Glory) está bien sin más. El de la Mansión Croft (llamado Lazos de Sangre) es toda una experiencia donde ahí sí que han sabido recoger la esencia y el espíritu de la casa haciendo que muchos revivamos aquellas tardes buscando habitaciones secretas.

Aún con todo lo malo es un buen título de aventuras, con plataformeo, acción y exploración bastante apta al público en general. Pero como fan de la saga clásica tenía que ponerlo a parir.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario