martes, 13 de septiembre de 2016

Análisis - Alone in the Dark II


Título: Alone in the Dark
Desarrollador: Infogrames
Plataforma: PC, PSX
Género: Horror
Año de lanzamiento: 1993

Los más asiduos a mi blog recordarán que hace poco me pasé y analicé el primer Alone in the Dark, después de hacerme con los juegos originales en GOG a un precio bastante irrisorio. Pues bien, este verano uno de los múltiples juegos que he podido pasarme ha sido su segunda parte (y sí, la tercera también). Así que nada, de manera similar a como hice entonces... Me he pasado Alone in the Dark II y os lo cuento!!

El análisis será corto, para mi desgracia. Y para todos nosotros debo decir dos cosas que resumen mi análisis: Que el juego es mucho peor que su predecesor y que es el clarísimo ejemplo de qué no hacer a la hora de llevar a cabo una segunda parte.

Si hay algo que caracterizó a la primera entrega era la sensación de desamparo que ofrecía la Mansión Dercetto, y que tus recursos escaseaban bastante. De esta manera nos encontrábamos ante un título con toques de acción tan reducidos que uno entendía que estaba ante algo distinto. Algo que no era, por ejemplo el Wolfenstein.


El problema aquí cuando juegas a la segunda parte es que o una de dos: O el público no supo entender bien qué quería hacer Infogrames o simplemente ellos no comprendieron qué fue lo que nos gusta de Alone in the Dark. Nada más empezar todo son disparos y explosiones. Empiezas poniendo una bomba, acribillando al guardia que hay ahí para más tarde encargarte de mínimo otros cuatro tipos armados. Lo primero que se te viene a la cabeza es una mezcla entre "Pero qué locura" y "¿Qué demonios ha pasado con este juego?" Es todo súper frenético, porque no se han actualizado las bases del primer título. La munición sigue escaseando. De hecho empiezas con poquísimas balas y prácticamente ni te da para enfrentarte a tanto enemigo.

El control es el mismo, y es bastante tosco también en esta entrega, lo que impide que puedas apuntar bien (con el inconveniente de que tus enemigos sí que apuntan bien). Los puzzles escasean bastante y ahora mismo no recuerdo nada que digas "es imposible" pero vamos que puede que me esté dejando algo importante aquí...


La historia roza lo inverosímil, lo infantil. Un pirata llamado Jack el Tuerto ha secuestrado a una niña y Carnby, nuestro prota, tiene que liberarla. De repente Carnby, que en la primera parte daba la sensación de ser un tío de unos 40 años que no ha disparado un arma en su vida se convierte en una especie de Harry el Sucio que se dedica a rescatar niñas de caserones embrujados. Hasta lleva un revólver.

Es que recuerdo los andares del tío este durante el primer título, que iba como mirando a los lados en plan "ojito con lo que se puede venir", con inquietud. Y aquí hala, a lo loco porque así nos ganamos la vida. Pues ok...

Lo que pasa es que la historia realmente es un pilar muy importante en este título, lo que hace que el conjunto pierda fuerza. Es que no te puedes quitar de la cabeza que estás salvando a una niña de un pirata cuando en la entrega anterior simplemente tenías que entrar en una casa donde se había suicidado un tío y descubrías una historia a lo Mitos de Cthulhu que era una gozada. No tiene ni pies ni cabeza.

El título en sí está entretenido si te gustó la primera parte, pero desde luego no esperes que te sorprenda como lo hizo el primero ni que se le acerque siquiera. Me parece una lástima que Infogrames fastidiara así algo que podría haber dado mucho más, con historias más similares a los Mitos donde hay fuente de inspiración para aburrir.

4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario