domingo, 19 de junio de 2016

Análisis Dante's Inferno


Título: Dante's Inferno
Desarrollador: Visceral Games
Plataforma: PS3 (Versión analizada), X360, PSP
Género: Hack n' Slash
Año de lanzamiento: 2010

Últimamente me estoy haciendo (a un ritmo algo lento, todo sea dicho) con ciertos títulos must have de PSP, y dos que cayeron hace un par de semanas fueron los God of War. Y bueno, hablando del tema con conocidos y de que nunca he jugado a dicha saga (en serio, nunca) se me ocurrió la feliz idea de desempolvar, para ir abriendo boca, uno de esos títulos que compré de segunda mano por coleccionismo más que por otra cosa. Se trataba de Dante's Inferno. Y es que aprovechando mi nuevo trabajo vi que era un título perfecto para darle caña ahora: Juego de unas 8-10 horas, en consolas y que no requiera de pensar mucho. Vamos, típico juego para empezar un lunes y acabar un viernes.

Como se puede prever al leer el título del juego, estamos ante una adaptación de La Divina Comedia de Dante. Y hay que reconocer que han hecho un buen trabajo. El título nos pone en la piel de Dante, un templario que tras recibir una puñalada en la espalda y ejecutar a la mismísima Muerte con su propia guadaña, vuelve a su casa en la Toscana solo para descubrir que Beatriz, su amada, ha sido arrastrada a lo más profundo del Infierno por el mismísimo Lucifer. Y allá que va él sin cortarse un pelo.

Visualmente el juego no ha envejecido mal. El gran protagonista, que es el escenario, se siente tenebroso, caótico, y hasta resulta incómodo jugar. Sin duda el infierno no es un lugar agradable. Para profundizar más en el marco de la historia tenemos a Virgilio que nos ofrece una brevísima descripción del sitio al que vamos a ir en ese momento, explicándonos qué círculo es y qué clase de pecadores van ahí. En cuanto a descripciones el bestiario no se queda corto, por cierto. Pero volvamos al tema de la ambientación y es que hay una cosa que no me quiero dejar en el tintero que me ha parecido un gravísimo error. Error que quizás la mayoría ni note. El infierno en la Divina Comedia se divide en nueve círculos, siendo el primer círculo el más alejado del centro y en el que menos se sufre: El limbo.

Hasta no hace mucho, el catolicismo defendía que los bebés no bautizados no podían entrar en el Reino de Dios al no habérseles perdonado el Pecado Original. Pero como no habían sido malos tampoco sufrían las penas del infierno. Es por ello que Dante los sitúa en el mismo infierno pero en un lugar donde apenas sufren. De hecho se llega a explicar en el propio juego que ni sienten ni padecen. El caso es que antes de llegar al primer círculo se pasa por una zona (no recuerdo el nombre) que es donde se ven las almas de los condenados cayendo del cielo, "entrando" en el infierno. Y el sufrimiento que el escenario en su totalidad (haciendo uso también de los FX) muestra aquí cuando ni siquiera estamos en el infierno propiamente dicho, es mayor que el mostrado en el noveno círculo: El lugar más profundo del averno y donde, en teoría, están los castigos más duros.

 El plantel enemigo es bastante amplio, como ya he dicho, con criaturas bastante grotescas que tienen su propia definición dentro de un bestiario. Mención aparte para los jefazos y sobre todo para los bebés sin bautizar que sin duda han entrado en el top 10 de enemigos más horribles que he visto nunca.

En líneas generales el juego es muy entretenido, salvo por tres o cuatro momentos que les ha dado por meter de puzzles y que rompen totalmente con el frenetismo de la entrega. Pero son momentos tan puntuales que se les perdona. Lo que no tiene perdón es que te pongan a Virgilio para describirte algunas zonas y te cuente obviedades. Ejemplo: Llegas al segundo círculo. Un cartel anuncia que es el de la Lujuria. Ves un tornado que arrastra un sinfín de almas. Y va Virgilio y suelta: "Este es el segundo círculo, el de los lujuriosos condenados por toda la eternidad a ser arrastrados por una fuerte ventisca". Macho, profundiza. Explica que esto es así porque como se dejaron llevar por los deseos en vida, en el infierno se les condena a ser zarandeados sin descanso. Que no pido un doctorado por círculo o escenario pero si me vas a describir algo, que menos que aportar algo más de información que la que el propio jugador percibe.

No tengo mucho más que añadir, a decir verdad. Me ha gustado, me ha parecido muy entretenido y espero que se quede como lo que es: Un juego sin secuela. Sé que hay quien la ha pedido (bastante gente a decir verdad) y todo apunta al final de la historia que habrá tarde o temprano una segunda parte. Pero como digo, creo que tal y como termina está genial. Si lo vas a jugar ahora, recuerda que estamos hablando de un juego con seis años a sus espaldas, de un hack n' slash que por lo que se dice, no llega a la locura que son los God of War. He de decir que lo poco que he jugado a esta saga (una hora o dos al Chains of Olympus) está a la misma altura que este Dante's Inferno.

7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario