domingo, 29 de mayo de 2016

Impresiones Uncharted 4



Si hay algo que he aprendido con el hype es que cuanto menos te informes de los juegos que quieres, mejor. Así les reservas el derecho a sorprenderte. Y con Uncharted 4 esta política la he llevado... A medias.

Reconozco que he visto algún video (¿y quién no?) pero no tanto como para haberme empapado de él antes de su salida. Un amigo mío que, sin embargo (muy friki él de la saga) que sí lo ha visto absolutamente todo, me decía que esta vez Naughty Dog apenas había enseñado nada. Que de hecho, lo que yo vi es lo más sorprendente de todo lo que mostraron. Y yo, yendo a día de hoy por el episodio 14 me pregunto: ¿es que había algo más que mostrar?

No me malinterpretéis: Es un grandísimo juego. Tiene una dificultad de la que quiero hablar en el análisis, una banda sonora brillante, un doblaje genial y un apartado visual inigualable. Ha tenido que venir Naughty Dog para que veamos qué puede hacer una PlayStation 4.

Pero... Es que el juego aún así se siente vacío... Nathan sigue haciendo bromitas pese a que toda su vida personal se está yendo a pique; Sam no muestra signos de presión al estar su vida en juego, salvo cuando las cinemáticas lo requieren... Y puedo seguir.

El principal problema aquí es que la historia importa. Y me deja la sensación de que se trata de un corta y pega: Primero Nathan llega a un sitio; supera una prueba; llegan los malo y hay tiros; les adelantan pero buscan donde no es; y vuelta a empezar. Y eso que la primera parte del juego no es así (de hecho a mi parecer tarda bastante en ir a lo importante), pero es que desde que pasa la subasta... Como que se les nota con prisa.

¡Veremos cómo evoluciona el juego! Habrá análisis pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario